Crea una marca que sea registrable

23 Ago Crea una marca que sea registrable

Autor: Lic. Mario Lomelí

1

Una de las etapas más difíciles de todo negocio es la creación de su marca y/o identidad corporativa. Al crear esto, tanto su aspecto nominativo como gráfico, deben de representar de la mejor manera el producto o servicio ofrecido por la empresa, de tal modo de que sea reconocible y distintiva para el consumidor.

Es muy importante crear una marca que aparte de que combine todo la filosofía de la empresa, pueda ser registrable, puesto que un negocio no crece debidamente sin una marca registrada, ya que al no tener la exclusividad de la misma, se corre el riesgo de que un tercero la use indebidamente.

Dicho lo anterior, no todas las palabras son registrables, ya que muchas pueden caer dentro de los siguientes supuestos que evitarán que la autoridad niegue una propuesta de registro de marca.

1. Una marca “genérica”.

Existen palabras que por medio del uso común, se van convirtiendo en palabras que no se pueden hacer exclusivas por el simple hecho de que el público consumidor la utiliza de tal manera que es generalmente aceptado que la palabra tiene ya un uso común, como sucede por ejemplo con:

a) App

b) Bistro

c) Crossfit

 

Es importante resaltar que usar una palabra genérica en combinación con una que no lo és posiblemente permita el registro de esta marca compuesta, aunque, para la autoridad, la palabra preponderante es la que no es genérica, descartando la palabra genérica.

2. Una marca “descriptiva”

Una marca que describe los productos y/o servicios que se van a proteger no es susceptible a registro, de acuerdo al Art. 90 de la Ley de Propiedad Industrial. Existen varios ejemplos de estas, tomados directamente del banco nacional de marcas:

a) El Steak (Para proteger productos derivados de la carne)

b) Quick Restaurant (Para proteger servicios de restauración)

c) Leche Gourmet (Para proteger productos lácteos)

Dentro de todos los supuestos, crear una marca descriptiva es una de las más comunes cometidas por registrantes nuevos, o que no cuentan con la asesoría de un especialista.

3. Una Marca “Sugestiva”

Este tipo de marca no debe contener ningún impedimento para obtener su registro, puesto que aunque a veces parezca descriptiva, no necesariamente lo es, pero afortunadamente, tiene la ventaja de que puede llegar a describir hasta cierto grado lo que se está protegiendo, como por ejemplo:

a) Facebook®

b) Crayola®

c) Netflix®

 

Este tipo de marcas son el tipo ideal que debe de buscar todo negocio, puesto que describe las cualidades del producto o servicio a cierto grado, sin ser genérico y/o descriptivo.

4. Una Marca “Arbitraria”

Este tipo de marca tiene el grado más amplio de protección, ya que como no cae dentro de las tres descripciones anteriores, es muy difícil que se pueda presentar un impedimento, al menos, que este sea fonético, eso es, cuando se presente una marca que suene idéntica o similar. Algunos ejemplos de estas marcas son:

a) Google®

b) Apple®

c) LinkedIN®

 

Aparte de lo anterior, existen también faltas comunes al momento de presentar un registro que esto no solo impide que puedan ser registradas, sino que nos las hacen distintivas:

a) Registrar iniciales o acrónimos.

b) Registrar una palabra de uso común en combinación de otra de uso común.

 

Nuestra mejor recomendación, es crear una marca que contenga distinción suficiente para sobresalir sobre las demás que tengan una composición similar, pero que a la vez, sea posible dentro de su composición que describa a cierto grado las cualidades de la misma. En muchos casos, la creación y registro de un Aviso Comercial permite combinar ambos aspectos que son elementos básicos de una marca memorable.

No Comments

Post A Comment