Protege tu marca a nivel internacional

20 Dic Protege tu marca a nivel internacional

Cada día es más común que los negocios ofrezcan sus productos y servicios en el extranjero, por lo que es importante que consideren la protección de sus marcas en otros países como parte de su planeación. A continuación, presentaremos los siguientes cinco puntos que todo empresario debe considerar para blindar legalmente lo más valioso de los negocios: sus marcas:

1. Hacer una búsqueda a nivel internacional.
Si todavía no se ha usado la marca que se quiere registrar, siendo esta de nueva creación, este es el momento perfecto para determinar su viabilidad de registro en otras jurisdicciones a nivel mundial en donde posiblemente será utilizada por sus productos o servicios. Muchas empresas mundialmente reconocidas han omitido este paso, y han tenido que ser forzados a utilizar otra marca en otros países.

La organización de Mundial de Propiedad Intelectual (OMPI) ofrece un buscador en línea que permite de una manera amplia dar una idea de lo que existe registrado internacionalmente, e incluso, la mayoría de las páginas web de oficinas de propiedad intelectual de cada país ofrecen sus servicios de la misma manera que en México podemos hacerlo ante el Instituto Mexicano de la propiedad industrial (IMPI).

 

2. Considerar las traducciones e interpretaciones en varios lenguajes.
El significado de una palabra puede ser muy distinto en su contexto, o carecer de una traducción en otros países, por lo que es recomendado buscar su significado en las lenguas de los países en donde se pretenden registrar.

Lo que en nuestro idioma se puede considerar normal, se puede considerar vulgar u ofensivo en otros países, lo cual aparte de impedir su registro, afectaría la promoción y branding que se le invierta a la marca o slogan que se quiere usar en otros países.

 

3. Registrar la marca primero en su país de origen.
Una vez considerando lo anterior, el primer paso para registrar una marca a nivel internacional es registrandola en el país de origen. Eso es, en el país en donde se usará principalmente la marca.

Este paso es muy importante, ya que este paso dá las bases y la continuidad necesaria a la marca para poder protegerla en otros países, y poder reclamar un primer uso de manera internacional. Así como es importante mantener pruebas de uso de la marca a nivel local, es indispensable tenerlas para demostrar el uso de una marca al momento de que se tenga que presentar a registrar a nivel internacional.

 

4. Aprovechar el sistema de Madrid.
Para el caso de México, su adhesión al protocolo concerniente al arreglo de Madrid en 2012 abre un mundo de posibilidades que no existían anteriormente, puesto que previamente, era necesario hacer registros directamente en las oficinas locales de cada país, mientras que con el sistema, todo puede ser hecho desde la oficina local del registrante en México.

Al utilizar el sistema de madrid para registrar tu marca a nivel internacional, se puede aplicar en cualquiera de los 113 países que conforman el acuerdo, incluyendo la Unión Europea, en donde la protección de una marca en la oficina de propiedad intelectual de la Unión, queda protegida automáticamente en 28 países. Sólo contando el año pasado, más de 50,000 marcas fueron registradas en esta modalidad.

5. Actuar Inmediatamente
Los medios masivos de comunicación actuales permiten que todo el planeta se entere inmediatamente de la composición de nuestras marcas, por lo que es importante actuar de inmediato, y proteger tu propiedad intelectual lo antes posible, sobre todo si la intención es utilizarla en otros países.

Uno de los problemas más comunes es cuando se pretende distribuir un producto en el extranjero, y esta marca es registrada primero por el distribuidor que por el exportador, causando un litigio muy costoso, el cual puede ser fácilmente evitado.
Aunque algunas empresas consideran lo anterior como un gasto, esto debe de ser visto como una inversión para la seguridad de evitar poner en riesgo el trabajo, dinero y esfuerzo aplicado a una marca, ya que el costo de intentar recuperar una marca o cualquier otro registro de propiedad intelectual puede superar por bastantes veces, y con mucho riesgo, que el haberla protegido a tiempo.

 

Autor: Lic. Mario Lomelí

No Comments

Post A Comment